Blogia
La rueda rueda rueda que rueda

Hogueras

Hogueras Hay cosas que te hacen aterrizar. Hace mas de un mes que marché a Roncesvalles para realizar el Camino de Santiago andando, a donde llegué el día 9 de junio. Tras unos días de descanso en la ciudad del apóstol, regresé a la cruda realidad del trabajo y la casa, en Donosti. Me ha costado un montón desengancharme del Camino y, pese a estar de cuerpo presente, mi mente aún seguía caminando. Esta tarde, al volver con el último servicio, en el tramo comprendido entre Tolosa y Donostia, multitud de pequeña hogueras iluminanban las últimas luces del día. Entonces he caido en la cuenta que ya la primavera ha pasado, que el verano, con sus apretados calores estaba ya aquí. Es la noche de San Juan, esa noche mágica y mística con la que se inicia el verano. Noche de fiestas en Tolosa, Hernani y diversos pueblos de mi geografía cercana.
Todos estos días, pese a llevarme la cámara, no encontraba un motivo que espolease mi curiosidad y poner algo en el blog. Después de mas de 33 días de emociones a flor de piel, imágenes irrepetibles, sentimientos encontrados y desconocidos, gentes, paisajes y cosas diversas que los han llenado, no encontraba nada que decir o poner. Una simple hoguera, ese fuego purificador de la noche sanjuanera, lo ha hecho. He cogido la cámara y he disparado pese a la poca luz que había. Llegar a casa, quitarme el uniforme, cenar un poco de verdura y fruta, meter la foto en el ordenador y escribir estas cuatro letras, hace que todo vuelva a su sitio, después de mes y medio de no estar, o de estar en otro sitio o yo que sé.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

1 comentario

Gratal -

Pues...bienvenido/bienhallado, caminante. Esperaré a que desgranes las ideas/sensaciones del Camino.
Saludos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres